Onsen (baños termales) y sus propiedades curativas

Onsen natural en Japón. Fuente: japoneandoyotrashistorias.blogspot.es

Onsen natural en Japón. Fuente: japoneandoyotrashistorias.blogspot.es

El cielo oscuro de la noche y el frío gélido recorriendo una interminable montaña silenciosa y desierta. Arriba, las estrellas titilando y en frente cientos de frondosos árboles agitándose con el viento húmedo del invierno. El sonido del agua corriendo suavemente, tornándose en jirones, haciendo que las burbujas pueblen el exterior de una gran bañera de sales. El agua caliente vibrando frente a grandes columnas de gélido mármol y suelos de madera cálidos.

En épocas de frío intenso como el invierno, los médicos aseguran que no hay nada mejor que un baño en una fuente termal. Esta tradición oriental, que cada vez más se exporta a occidente como tratamientos naturales para aliviar el estrés y el frío, proviene de Japón o Corea del Sur. Los onsen (también conocidos como baños termales o hot springs) forman parte de su cultura del bienestar.

Para la población oriental, tener el cuerpo limpio y puro es igual de importante que cuidar de su alma. Es por ese motivo por el que una alimentación sana, hacer ejercicio, la relajación o los baños termales son aspectos habituales a tener en cuenta en su vida cotidiana. Un papel fundamental lo ocupan los onsen o aguas termales. En Japón es habitual ir a baños comunitarios para limpiarse al menos una vez por semana. Del mismo modo, en Corea del Sur suelen ir a pasar el tiempo con familiares o amigos a spas, en los que además de baños de agua caliente existen habitaciones con sauna o minerales. Los surcoreanos piensan que tener una piel sana y firme en la ancianidad es causado por una buena alimentación, acompañado de episodios habituales de asistencia a termas.

¿Pero cuáles son las propiedades que tienen estos onsen?

No se trata de agua artificial, sino de espacios naturales de los cuales emerge agua debido a fuentes naturales en el subsuelo. Una de sus características principales es que el agua está a más de 25º centígrados. Los onsen simples tienen pequeñas cantidades de carbón, sales y otros minerales que tienen propiedades curativas generales y de relajación. Este tipo es muy habitual en Japón. También los hay de agua salada o con agua carbonatada. Estos últimos son muy beneficiosos para enfermedades del corazón, problemas de riesgo sanguíneo o trastornos neurológicos. Otros tipos, menos fáciles de encontrar, son los onsen de cloruro de sodio, útiles para problemas de articulaciones, artritis o reuma. Del mismo modo, los onsen de hierro son aconsejables para las mujeres con menopausia o personas con problemas crónicos de la piel.

Existen otros muchos tipos, como el de azufre (aconsejable para problemas de arterias) o el onsen ácido. Este último, característico por poseer un agua con grandes cantidades de iones de hidrógeno, puede irritar la piel. Aunque no es aconsejable para personas de piel sensible, ayuda a aliviar los síntomas de la diabetes o enfermedades crónicas de la piel.

Mujer surcoreana en un año termal. Fuente: Chosun Ilbo

Mujer surcoreana en un baño termal. Fuente: Chosun Ilbo

Japón no es sólo conocido por su tecnología o por su cultura ancestral. Uno de los tipos de turismo más importantes del país nipón es el tratamiento corporal en onsens. Existen tantos y de tan variados tipos porque Japón es un país de origen volcánico, muy montañoso, por lo que tienen muchas fuentes termales. Se calcula que tres cuartas partes del territorio nacional son montañas y dos tercios son bosques. Algunos onsen en Japón están incluso en parques naturales o en áreas púbicas y se pueden encontrar incluso gratuitos o por módicos precios. Del mismo modo los hay más caros, pero los servicios que ofrecen son mayores, como masajes, tratamientos de relajación, parajes naturales puros, etc.

Los onsen más conocidos están en las montañas cercanas a Tokio, por ser la capital del país. Sin embargo, las aguas termales que prefieren tanto turistas como japoneses se encuentran en la zona norte de Hokkaido o en las montañas de Niigata, debido entre otros factores, a la naturaleza que los rodea. De hecho, en Japón existe una asociación de onsen (Japanese Guest Houses), en la que los mejores baños termales del país están asociados por calidad testada y zona geográfica.

El periódico surcoreano Chosun Ilbo advierte sobre los pros y los contras de este tipo de tratamiento relajante tan habitual en estas fechas. Así, según el médico de medicina oriental Cho Sun- Hwa  “la temperatura ideal para bañarse depende de la construcción física de cada persona. También el tipo. Por ejemplo, los baños fríos estimulan la circulación y el metabolismo general, pero este tipo de baños son peligrosos para personas con problemas cardiovasculares”. El doctor de la Universidad Médica de CHA, Chang Tae Suu, eliminó además la falsa creencia popular de que la temperatura del agua adecuada está en 42 grados: “el agua de manantial debe de estar siempre en torno a la temperatura corporal, es decir, a unos 38 grados. Así se disminuye la presión arterial y el corazón se relaja. A más temperatura ocurre justo lo contrario”.

De mismo modo, otro de los consejos que hacen los médicos es que no se debe estar más de 20 minutos en un onsen, ya que permanecer más tiempo del necesario puede provocar que la piel se afloje y perturbar la circulación sanguínea.

Ryokan (tipo de onsen) japonés. Fuente: travelrakutenco.jp

Ryokan (tipo de onsen) japonés. Fuente: travelrakutenco.jp

Reglas para entrar en un onsen japonés

– Antes de entrar en un onsen se exige que la persona se haya lavado previamente del modo tradicional o en una ducha. Entrar en un onsen sin lavar es socialmente inaceptable.

– Generalmente los baños no son mixtos, aunque existen algunos de este tipo. Esto se debe a que se debe entrar completamente desnudo al interior de la fuente termal. Algunos onsen más modernos permiten el uso de una toalla, pero son pocos los que lo permiten, puesto que es considerado impuro.

– No se puede hacer ruido en las áreas de baño o en el interior del onsen, sólo se permiten conversaciones relajadas. Sin embargo, las restricciones para los niños son algo más permisivas.

Otro tipo de aguas termales

Se pueden encontrar otro tipo de aguas termales en Sudamérica o Europa. Turquía, España o Grecia tienen algunos de los mejores baños termales de Europa. El complejo de Leukeard en Suiza es uno de los más grandes de Europa y está rodeado de montañas nevadas. En España, hay muchos en la zona norte del país, en Aragón o Zaragoza. El lago de aguas termales de Aragón es considerado el segundo más grande de Europa y su temperatura es de 32 grados. En Turquía, los baños termales más conocidos se hayan en el valle del río Menderes y se llaman Pamukkale.

Anuncios

2 pensamientos en “Onsen (baños termales) y sus propiedades curativas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s